Aitana

Ubicación (pinche en el siguiente enlace): DeniaZampurreando Sublime

Precio: €€ (20€ a 40€)

Reseña: Espectacular el producto, marisco de primera calidad. Puedes seguir leyendo en la Reseña Extendida.

Valoración del Restaurante: 8.7

Valoración por Platos: 

Gamba roja de Denia: 9.3

Clochinas: 9.2

Navajas: 8.9

Tellinas: 9.1

Chipirones en su tinta: 9.8

Fritura de pescado: 8.9

Calamares a la romana: 8.8

RCP (Relación Calidad-Precio): Excelente

>>> Reseña Extendida <<<

Reseña Extendida: Ningún plato decepciona. A destacar los chipirones. Muy buen precio la gamba roja de Denia, en otros sitios solo ese plato habría rondado 80€. Sitio peculiar, hay pocas mesas y toca estar en barra, se debe llegar pronto si quieres cenar.

El dueño, Chimo, de carácter aparentemente arisco, pero en el fondo majo, te dice que vayas bebiendo algo y hasta que no queda hueco libre en la barra no te pone comida, se preocupa de asignarte el sitio en la barra. A la hora de comer, el va sacando platos, como una especie de menú, sin que tu pidas, no hay una carta en sí. En este restaurante manda el dueño, no el cliente, hay que ir con esa mentalidad, es peculiar, pero se come de lujo. Sitio imprescindible.

Anuncios

El Pegolí

Ubicación (pinche en el siguiente enlace): Denia

Precio: €€€€ (más de 60€)

Reseña: Denia tiene lugares muy interesantes a nivel de restauración, y este es uno de ellos. Puedes seguir leyendo en la Reseña Extendida.

Valoración del Restaurante: 8.7

Valoración por Platos: 

Gamba roja de Denia: 9.5

Langosta: 10

Suquet de gallo San Pedro y rape con patatas y almendra: 9.6

RCP (Relación Calidad-Precio): Muy Buena

>>> Reseña Extendida <<<

Reseña Extendida: Nos dejamos guiar por el maître y fue todo un acierto. Comenzamos con unas gambas rojas de Denia, muy buenas, con una tonalidad y sabor increíbles, pero dado su precio en el Pegolí (10€/unidad) hubo que contenerse. Para darse un homenaje de gamba roja hay sitios alternativos a mejor precio (Aitana).

Luego seguimos con una langosta, de sabor excepcional, con un punto de cocción espectacular, merece la pena ir allí solo por la langosta.

Por último, rematamos con un suquet de gallo San Pedro y rape, acompañado de patatas y almendra; buenísimo también, un plato lleno de sabor.

Cabe mencionar el tinto de verano, posiblemente de los mejores que hemos probado; y la terraza, con unas vistas excelentes.