El Brote

Ubicación (pinche en el siguiente enlace): Madrid

Precio: €€ (20€ a 40€)

Reseña: El brote es sin duda el gran templo micológico de la capital. Pequeño y discreto local que tiene cabida para veinte personas y un puñado de mesas. En el que Eduardo Antón, su propietario,  gran apasionado y un enorme conocedor de las setas, te ofrece una carta basada en la temporalidad de las setas y es por ello que en el brote no tienen un menú al uso.

Es el restaurante de Madrid que más y mejor oferta tiene de este magnífico productos que es la seta, aquí las preparan con huevo, a la plancha, escabechadas, en ensalada, con otras verduras, en arroz, etc.

Antes de empezar a probar el menú degustación elaborado alrededor de las setas tomamos un Tomate Raf aliñado con sal de Ibiza y virgen extra de Arbequina.  Un entrante ligero y fresco para abrir boca poco a poco.

El primer asalto fue una Flor de calabacín en Tempura, rellena de Rebozuelo, albaricoque, frutos secos y queso crema, magnifico contraste entre la parte dulce y el rebozuelo.

El segundo asalto fue un Carpaccio de Champiñón con aliño de mostaza-limón, queso Parmesano, avellanas y orégano, plato muy fresco en el paladar y con un aliño que nos encantó.

El tercer asalto fue Rebozuelo/Chantarella con Picantón en escabeche y sus verduras, para nosotros fue el mejor plato de la comida, muy buena combinación de seta con un perfecto escabeche.

En el cuarto asalto nos topamos con la Trompeta negra con tirabeques, salmón, mayonesa y encurtidos caseros, fue el plato más flojillo de la comida. No supimos encontrar la mezcla de sabores entre la trompeta negra, los tirabeques y el salmón, que nos fascinara como en el plato anterior. El plato estaba bueno, pero no nos deslumbró

En el quinto asalto comimos unos Perretxicos salteados con habitas, salsa de yema y velo de tocino salado ibérico, saborazo total de todos los ingredientes y en el conjunto muy bueno.

Y como sexto y último asalto a este menú micológico probamos unos Boletus salteados con salsa de levadura, pueden ser de los mejores Boletus que hayamos comido en los últimos años, con una salsa suave que maridaba a la perfección con los Boletus.

Como resumen de la comida es que hay que venir a comer este productazo que son las setas y si te quieres gozar la experiencia lo mejor es ponerte en manos de Eduardo y seguir sus consejos. Un detalle, a la hora de acudir al restaurante, hay que tener en cuenta que no hacen reservas, así que toca pasarse un rato antes el mismo día a pedir mesa.

Valoración del Restaurante: 8.0

Valoración por Platos:

Tomate Raf aliñado con sal de Ibiza y virgen extra de Arbequina: 8.7

Flor de calabacín en Tempura, rellena de Rebozuelo, albaricoque, frutos secos y queso crema: 8.6

Carpaccio de Champiñón con aliño de mostaza-limón, queso Parmesano, avellanas y orégano: 8.5

Rebozuelo/Chantarella con Picantón en escabeche y sus verduras: 9.5

Trompeta negra con tirabeques, salmón, mayonesa y encurtidos caseros: 8.2

Perretxicos salteados con habitas, salsa de yema y velo de tocino salado ibérico: 9.1

Boletus salteados con salsa de levadura: 9.3

Fruta: 7

RCP (Relación Calidad-Precio): Muy buena

Anuncios

65 Grados

Ubicación (pinche en el siguiente enlace)Madrid

Precio: €€ (20€ a 40€)

Reseña: 65 Grados es un restaurante que basa su cocina en la técnica de cocinado a baja temperatura. Abrieron su primer restaurante en Murcia, y hace poco han abierto otro en Madrid, que es el que tuvimos la oportunidad de visitar.

La técnica de cocción a baja temperatura consiste en un método de cocción a temperatura constante, durante más tiempo de lo habitual y menor temperatura, que mantiene el sabor del producto y mejora mucho la textura del mismo. En 65 Grados aplican el vacío a baja temperatura, a 65º para carnes y pescados y 100º para verduras. Los productos los tienen ya cocinados al vacío y antes de servirlos le aplican un baño maría en el caso de los pescados, y una toque de parrilla u horno en el caso de carnes o verduras.

Empezamos con unos entrantes, parrillada de verduras, alitas de pollo con salsa BBQ y pulpo a la brasa, el pulpo estaba muy rico de sabor, y la parrillada también nos gustó, con las verduras muy bien de punto y de sabor.

Luego pasamos a los pescados, tanto en la ventresca como en el bacalao se notaba mucho la técnica de la cocción a baja temperatura, sabores ricos y suaves, en el caso de la ventresca con un escabeche muy ligero que nos gustó.

En cuando a las carnes, el plato que más nos gustó a nosotros fue el secreto de angus con salsa de whisky y naranja amarga, la textura era muy buena, con muy poca grasa, y el maridaje de la salsa le quedaba muy bien.

Cerramos con un postre elaborado con la técnica de baja temperatura, piña a baja temperatura con menta, curioso el contraste de sabor que daba la menta a la piña.

Una apuesta diferente en la zona de la Av. de Brasil, productos ricos, cocina sana y menos pesada, con buena relación calidad-precio.

Valoración del Restaurante: 7.1

Valoración por Platos:

Pulpo a la brasa: 7.5

Alitas de pollo con salsa BBQ: 7.1

Parrillada de verduras: 7.3

Ventresca de atún escabechada: 7.4

Bacalao al Pil Pil: 7.5

Costilla de angus: 7

Secreto de angus con salsa de whisky y naranja amarga: 7.6

Piña a baja temperatura: 7.5

RCP (Relación Calidad-Precio): Buena

TriCiclo

Ubicación (pinche en el siguiente enlace)Madrid

Precio: €€€ (40€ a 60€)

Reseña: TriCiclo es un restaurante emplazado en el barrio de las letras, el local es bonito con una decoración actual y calidad, sin ser nada pretencioso. La comida está basada en diversos lugares. Tiene una primera parte de la carta con platos muy basados en la calidad del producto, sin grandes complicaciones. La segunda se compone de propuestas más elaboradas y tiene una tercera parte más internacional.

Destacaría de entre todos los platos el Besugo a la madrileña cortado a modo tataki, con una cama de patatas panaderas, con ajo confitado y aderezado con un aceite de soja y toques cítricos. Brutal el sabor de este plato.

También destacaría el Rosejat de fideos con gambas y cecina, plato magnifico con un fondo potente y que se conjuntamente  perfectamente con los fideos crujientes y la cecina.

Como postres resaltaría el Brioche (torrija caramelizada), con helado de yogurt y crema de vainilla con un sabor intenso pero equilibrado a la vez.

Un 10 para el servicio y un 10 para Javier Goya que nos sorprendió absolutamente.

Valoración del Restaurante: 8.5

Valoración por Platos: 

Aperitivo: Torta de maiz con crema de guacamole y finas hierbas : 7

Aperitivo: Crema de calabazin blanco con cecina de maldonado: 7.9

Ceviche de corvina nikei con granizado de ricota, lima y un poco de cilantro aderedazo con una vinagreta de ponzu: 9.1

Besugo a la madrileña: 9.6

Rosejat de fideos con gambas y cecina: 8.7

Alioli: 7.8

Rape con migas, llema de huevo y sopa de ajo de manolo de la osa : 7.7

Cerceta (de pato salvaje) con humus de garbanzos, maiz crujiente y una reduccion de sus carcasas: 8.4

Brioche (torrija caramelizada), con helado de yogurt y crema de vainilla: 9.4

Frutas con granizado de pepino, mainza de citricos y con salsa thai: 9

RCP (Relación Calidad-Precio): Muy Buena

Lakasa

Ubicación (pinche en el siguiente enlace)MadridZampurreando Sublime

Precio: €€ (20€ a 40€)

Reseña: En Lakasa tenemos la que a día de hoy una de nuestras barras favoritas, de las múltiples visitas que les hemos hecho todas han sido en barra, es casi una parada obligatoria cuando salimos por Ponzano (Lakasa queda muy cerca). Al frente de Lakasa tenemos a César Martín, rodeado de un equipo magnífico, que te hace sentir como en casa, nunca mejor dicho.

La carta varía bastante, con una serie básicos fijos siempre, y otros productos que van variando, lo cual hace que volver con asiduidad de gusto. Una de las grandes ventajas es la posibilidad de pedir medias raciones, lo cual permite probar más platos. Tras nuestras múltiples visitas toca hacer la entrada del blog, incluyendo los diferentes platos que hemos probado.

Son muchos platos, de ahí que nos centremos es los que más nos han gustado, sin menospreciar el resto. Vamos a empezar hablando de un postre, que es mejor como entrante para nuestro gusto, la Tarta de queso “que sabe a queso”, como la denominan ellos, hecha en otros quesos con Idiazábal. Tiene un sabor a queso ultra potente, que no dejará indiferente a nadie, si te gusta el queso, este plato no debe faltar.

Otro básico es el Tartar de Lubina Salvaje, miso y mostaza de Dijon. Está riquísimo, una combinación muy buena, y un sabor muy suave de la Lubina Salvaje. La Carne roja de Guikar es otro plato excepcional, gran sabor, no tiene nada que envidiar a carnes de larga maduración y más nombre, y la escalibada que le acompaña está deliciosa, buen acompañamiento.

Por último, destacamos otro postre, el Milhojas de mousse de crema catalana con fruta de la pasión. Simplemente impresionante, los granos de las fruta de la pasión, entremezclados con la crema catalana, hacen que generen una explosión de sabor espectacular cada vez que te los encuentras.

Valoración del Restaurante: 8.7

Valoración por Platos: 

Crema de apionabo con cecina de buey: 8.0

Tartar de Lubina Salvaje, miso y mostaza de Dijon: 9.3

Manitas rellenas de rabo estofado: 9.1

Paté de campaña kasero con rillette de cochinillo: 7

Tabla de 6 quesos afinados por el afinador Antony: 8.3

Croquetas de setas de temporada: 7.2

Buñuelitos de queso Idiazabal: 9.1

Mejillones bouchot Morisseau al curry (picante): 8.9

Verduras asadas con chistorra, huevos cordorniz, avellanas: 7.3

Habitas en tempura de cerveza y miel: 9

Setas, alcachofas, jugo y papada: 9.1

Garbanzos con pez de San Pedro: 8.5

Guisantes frescos (del Maresme) con gamba roja y crujiente de oreja: 8.1

Arroz cremoso, conejo de monte, hierbas y mantequilla ahumada: 8.3

Estofado de Lamprea con verduritas: 7

Pluma ibérica asada al graten de mojo rojo y encurtidos: 7.5

Pato azulón asado con mandarina y setas: 8.8

Carne roja de Guikar a la brasa: 9.3

Tarta de queso (sabe a queso): 9.8

Milhojas de mousse de crema catalana con fruta de la pasión: 9.8

RCP (Relación Calidad-Precio): Muy Buena